¿De qué va esto?

¿De qué va esto?
Blog literario donde puedes encontar opiniones sobre libros que he leido, juegos, lista de deseos etc. Espero que te quedes por aqui.

Contacto

Seguidores

Iniciativa

ex-Madrina :)

Premios

Premios
martes, 15 de diciembre de 2015
 

A sus diecisiete años, Ray sueña con marcharse a la universidad y salir de Origen, el pueblo en el que ha crecido. Pero una mañana, al despertar, descubre que el mundo que conocía ha dejado de existir. No queda nadie: ni sus padres, ni sus amigos, ni sus vecinos, y en esta nueva realidad los humanos ya no son las criaturas más poderosas del planeta. ¿Qué ha sucedido? ¿Dónde está todo el mundo? ¿Por qué parece que han pasado años desde la última vez que se fue a dormir?

 
Para sobrevivir, Ray deberá confiar en Eden, una joven fugitiva curtida en la batalla cuyo corazón depende de energía externa para seguir latiendo. Guiados por un misterioso diario, emprenderán juntos un viaje lleno de peligros en busca de respuestas sin saber que algunos secretos es mejor que permanezcan enterrados para siempre…




Nada más leer la sipnosis, su premisa me llamo mucho la atención. Me he leído muy pocos libros post-apocalipticos (ahora mismo solo recuerdo Ángeles Caídos de Susan Ee), y quería adentrarme en este género. Sí, esta novela es post-apocaliptica pero puede añadir que contiene algun que otro aspecto distópico. O por lo menos eso me ha parecido a mi al leer la novela.

La historia que cuentan estos dos escritores me ha parecido original, por la ambientación de este mundo, la introducción de nuevos humanos, como los electro. Además es muy entretenida y visual. Visual, en el sentido de que, al estar leyendola, me ha parecido como si estuviese dentro de un argumentos de una película. Es una novela llena de mucha escenas de acción, que me han parecido acertadas. Por otra parte, me ha encantado como desarrollan la historia, contando la historia de Ray y a su vez la del diario, que poco a poco va relacionandose, y me sorprendio mucho cómo acaban relacionandose. Eso todo sucede al final, un final que me dejo soprendida, ya que podía imaginarme ciertas cosas pero...no acerte.

El ritmo, en general, es bueno pero yo he notado que es un tanto irregualar. El principio, las 50 primeras hojas, se devora, ya que se crea un ambiente de misterio e incertidumbre que te hacer querer saber más. Eso mismo pasa con el final, que yo me lo leí de un tirón por lo alucinaba que estaba. No obstante, la mitada del libro me parecío lineal y un poco aburrida, ya que solo cuanta las aventuras que pasan sin resolver nada. Es verdad, que dan ciertan información util y podemos concocer algo mejor a los personajes, pero para mi pierde algo de fuerza en comparacíon con el principio y el final.

En cuanto a los personajes, ambos protagonistas me han gustado, y su relación también. Su relación no me parece precipitada, y tienen razones para sentirse así. Son dos personajes totalmente deferentes, que a su vez conectan de maravilla. Los personajes secundarios están bien. Aunque espero que haya más profindización en otros personajes.

A grandes rasgos, es una novela que ha gustado bastante, los autores saben hacia donde llevarte. Y también es asombroso la manera en la que escriben, ya que, no se nota para nada quieén ha escrito cada parte. Sin duda, recomiendo esta trilogía, es lo mejor que he leído de Javier Ruescas hasta el momento.

Con muchas ganas de continuar la historia de Ray y Eden. Que no cabe duda, de que les esperaran grandes y peligrosas aventuras en este mundo caótico.

3 comentarios:

Azul Celeste dijo...

¡Hola! Me has dejado con muchísimas ganas de leerlo, wow. ¡Muchas gracias por la reseña!
Sin duda, me lo apunto para estas navidades. ¡Un beso! :)

Jeydi Libros dijo...

¡Hola!
Tengo muchas ganas de leer este libro, y ya lo tengo en casa. Espero poder empezarlo pronto y que me guste tanto como a ti :)
Saludos :D

Atrapadasentrehistorias dijo...

Hola!!
Pues me alegra saber que está teniendo tan buena aceptación. Desde luego que me llama muchísimo la atención. Espero hacerme pronto con él a ver qué tal.
Un beso!