¿De qué va esto?

¿De qué va esto?
Blog literario donde puedes encontar opiniones sobre libros que he leido, juegos, lista de deseos etc. Espero que te quedes por aqui.

Contacto

Seguidores

Iniciativa

ex-Madrina :)

Premios

Premios
sábado, 18 de octubre de 2014

Estimado lector:

Siento decirte que el libro que tienes en las manos es extremadamente desagradable. Cuenta una triste historia acerca de tres niños con muy mala suerte. Aunque son encantadores y muy listos, los hermanos Baudelaire llevan una vida llena de desgracias e infortunios. Ya desde la primera página de este libro, cuando los niños están en la playa y reciben terribles noticias, y a lo largo de toda la historia, todo tipo de desastres les van a ir pisando los talones. Casi se podría decir que tienen un imán para las catástrofes.

Solo en este librito tan corto, los tres jóvenes y simpáticos niños se enfrentan a un codicioso y repulsivo malvado, se ven obligados a llevar ropa que pica, sobreviven al desastre de un pavoroso incendio, a un complot para despojarles de su fortuna y a tener que tomar gachas frías para el desayuno.

Yo tengo la triste obligación de escribir estos desagradables acontecimientos, pero a ti nada te impide cerrar inmediatamente este libro y leer algo más alegre, si eso es lo que prefieres.
Con todos mis respetos, Lemony Snicket.

Una serie de catastróficas desdichas es una saga de 13 libros. De los cuales yo me he leido los cinco primeros : "Un mal principio", "La habitación de los reptiles", "El ventanal", "El aserradero lugubre" y "Una academia muy austera".
Son libros cortos y ágiles de leer. Es una historia sencilla a la que el autor añade cosas bastantes peculiares, como el argumento de una película de Tim Burton se tratase. Por ejemplo, en “Una Academia muy austera” (es el libro más reciente que he leído) solo hay dos asignaturas que se basan en medir cosas y recordar historias absurdas que cuenta un profesor que no para de comer plátanos. Además se castiga a los alumnos a comer sin cubiertos si entrar al despacho del director (aunque sea el mismo que se llame). ¿Peculiar, verdad?

El autor narra muy bien sobre toda esta peculiaridad. Por otra parte, su manera de escribir hace que el lector se sienta más cercano a la historia de estos desdichados huérfanos. También, pienso que es una lectura que tanto niños como adultos pueden leer, porque no sigue la estructura común de los cuentos infantiles. Aquí los niños no son felices ni comen perdices, sino todo lo contrario: son desdichados y van aprendiendo de todos y cada uno de sus errores que, como niños que son, tienen mucho, a pesar de que estos protagonistas son muy maduros para su edad (Sunny, la bebe, es alucinante lo que hace).

En cuanto a los personajes, me ha gustado mucho como los ha caracterizado, ya que cada uno de ellos tiene una personalidad muy marcada, llegando a ser exagerada (la tía Josephine, por ejemplo) Sobretodo lo adultos. Eso es lo que más me ha gustado de la historia, son personajes que no aparecen en novelas habitualmente.

Algo que no me ha gustado es que el autor, en ciertos momentos de las novelas, deja de contarnos la historia y empieza a contarnos “su vida” (lo pongo entre comillas porque no se si sera cierta), y eso, a mi parecer, hace que se pierda fuerza, porque ni te acuerdas de lo que estaba pasando antes. Otra cosa que no me gusto es que explicase algunas palabras, pero al ser un libro infantil lo comprendo.

En rasgos generales, es son unas novelas diferentes y entretenidas, que se leen de un tirón, pero que no es algo del otro mundo. Son libros para pasar un buen rato y desconectar de lecturas muy densas. Tengo claro que acabare la saga (¡Me faltan 8!), ya que quiero saber si al fin les pasara algo bueno a estos pobres huérfanos ¡ Qué ya es hora! Además, el final de este quinto libro deja un misterio al aire.


Eran inteligentes, sí, encantadores, sí, capaces de soportar situaciones de austeridad, sí. Pero los niños no tenían suerte”

1 comentarios:

Tamara López dijo...

Tienen buena pinta estos libros :D